26/07 - 31/07/2016

Noticias

Atrás

El poder del silencio: visita del Papa Francisco a Auschwitz

2016-07-28 / Papież Franciszek


Sacerdotes católicos y rabinos se reunieron para explicar la actitud del Papa Francisco durante su recorrido en Auschwitz. A través de su visita, la juventud está invitada  a encontrar el balance entre permanecer en silencio o expresarse a viva voz.


La historia de Polonia lo describe y recuerda como lugar de sufrimiento y dolor. Durante la Segunda Guerra Mundial, uno de cada cinco polacos perdió la vida en el holocausto. Auschwitz, campo de concentración y exterminio de la Alemania nazi, constituye un sitio extremadamente importante para todos los judíos del mundo debido a los miles de personas que allí murieron. Hoy, Auschwitz-Birkenau representa un memorial para aquellos quienes sufrieron antisemitismo y desprecio por parte de su prójimo.


Representa también un espacio apropiado para reflexionar sobre la vida y sobre lo que el odio y la falta de amor pueden hacer. Por sobre todo, Auschwitz constituye un espacio donde los jóvenes pueden tomar conciencia sobre sus responsabilidades, no sólo como individuos sino también como fuerza colectiva dentro de la sociedad.


En el día de hoy, el Papa visita Auschwitz. Según el Dr. Piotr Cywinski, director del museo estatal  Auschwitz-Birkenau, éste será un recorrido silencioso y de oración interior.


La actitud de hacer silencio fue remarcada por los rabinos y por los sacerdotes católicos, quienes recalcaron la importancia de permanecer silenciosos para poder escuchar lo que este antiguo campo de concentración tiene para decir. El rabino  Abraham Skorka, buen amigo del Papa, expresó haber hablado telefónicamente con el Pontífice, quien le dijo que en Auschwitz tomaría la misma actitud que en Armenia y otros lugares de genocidio: silencio, respeto absoluto y seriedad. “El poder del Papa Francisco no proviene de sus palabras. Su poder se manifiesta por medio de sus acciones y actitudes”, expresó el  rabino Skorka.


El padre Marco Tasca compartió la postura del Papa respecto a san Maximiliano Kolbe, sacerdote franciscano quien ofreció su vida a cambio de salvar a un extraño e inspiró a muchos en sus momentos difíciles. En contraste con el odio que rodeaba a Auschwitz, el  santo demostró compasión y sacrificio para con su prójimo. “San Maximiliano Kolbe se entregó por otros. No sólo murió sino que ofreció su vida por la humanidad en el lugar donde la humanidad misma era rechazada”. El santo no tuvo que hacer mucho a la hora de ofrecer su vida y amor por un desconocido. Sólo dijo: “Yo voy en lugar de él”. Esto demuestra que muchas veces el silencio es preferible. Dios recibe el silencio como un gran sacrificio de nosotros hacia Él.  


Durante la Jornada Mundial de la Juventud hay muchas cosas que los jóvenes pueden aprender por medio del silencio. El permanecer calmos y silenciosos permite darnos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor. Durante la adoración, estar en silencio y de rodillas nos permite escuchar a Dios que nos está hablando y sentir Su presencia.


El rabino Michael Schudrich expresó que ir a Auschwitz provoca ganas de llorar y gritar debido a las injusticias allí cometidas. Sin embargo, debemos permanecer en silencio para poder impregnarnos de la historia que tuvo lugar en este campo de concentración y exterminio. Necesitamos del silencio para poder escuchar el sufrimiento de otros.


Por otro lado, el silencio del Papa también enseña a la juventud algo diferente. Al igual que lo que aconteció con los judíos durante la Segunda Guerra Mundial, en la actualidad existen muchos cristianos alrededor del mundo quienes están siendo perseguidos y cuyas historias necesitan salir a la luz. La injusticia debe detenerse. De esta manera,  el silencio del Papa en Auschwitz nos enseña a hablar abiertamente y a viva voz de las injusticias que existen en el mundo hoy. Cuando hablemos, hagámoslo no sólo delante de nuestros conocidos y amigos sino también delante de desconocidos.


Se invita a los peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud a la Zona de silencio al ingresar a Auschwitz para de esta forma poder comprender la trascendencia que tiene el campo de concentración. Cabe distinguir, por otro lado, que existen dos tipos de silencio: uno es el silencio vacío y el otro es el silencio lleno de significado.


Para disfrutar de un silencio lleno de significado, se invita a los jóvenes y grupos juveniles a leer sobre Auschwitz antes de su visita. A continuación encontrarán sitios web para navegar antes de emprender el recorrido:
www.auschwitz.org
www.sdm2016.com

Para finalizar, el Dr. Piotr Cywinski invita a los peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud a que se interroguen y los anima también a buscar las respuestas.


Trad. al español: María Ribas

Esta página contiene cookies. Al continuar navegando, aceptas su uso.

De acuerdo