26/07 - 31/07/2016

TOLLE et LEGE!



TOLLE ET LEGE - «DESCARGA Y LEE»


Ninguno de nosotros nunca habría oído sobre San Agustín de Hipona si Dios no le hubiera dirigido a él estas palabras tan sencillas: “Tolle et Lege” - “Toma y lee”. Fue suficiente para que  empezara el cambio de un pecador regular a uno de los más grandes santos de la Iglesia. Hoy Dios dirige estas palabras a cada uno de nosotros: ¡toma y lee la Biblia, Mi Palabra!

Nadie puede contarnos sobre Dios tanto como él mismo. No hay palabra humana tan “viva y eficaz, más penetrante que espada de doble filo, y que penetra hasta donde se dividen el alma y el espíritu, los huesos y los tuétanos, haciendo un discernimiento de los deseos y los pensamientos más íntimos” (Hebreos 4:12).


Por lo tanto, en el año de preparación para la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia, queremos animarlos a la lectura común de la Palabra y a testificar sobre su influencia en nosotros.



Estamos firmemente convencidos de que Dios anhela movilizar los corazones de los comprometidos en esta obra. Basándonos en las palabras dichas por nuestro Salvador: "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia", hemos elegido para vosotros varios versículos que hablan sobre Su Misericordia. Si queremos imitar a Dios en ello, tratemos de ver en verdad a lo largo de este año y a la luz de la Palabra de Dios tanto nuestra miseria que requiere el encuentro con la misericordia, como nuestra grandeza que gracias a esta misericordia podemos obtener. Y ante todo, encendamos en nosotros la sed de encontrarnos con el Misericordioso.


¿Cómo hacerlo?

Cada mes en la página web www.krakow2016.com aparecerá un fragmento de la Sagrada Escritura. Lo acompañarán una oración y comentarios junto con las preguntas ejemplares para la meditación en grupos. Descargadlos y presentad losa vuestra comunidad, parroquia, familia o amigos. Si dentro de vuestra parroquia no existe un grupo así, ¡creadlo!

Tomad y leed la Palabra: en la iglesia, en el camino al trabajo, al colegio, en el bus, en la cafetería… Encontraos y anunciad juntos la Buena Noticia de qué ha causado la divina misericordia en vuestra vida.

“Donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18:20). Estéis abiertos para el Espíritu Santo; que él os lleve en la oración. ¡Dejadle cambiaros y leed sobre su Misericordia!



Haz clic en el icono!

Esta página contiene cookies. Al continuar navegando, aceptas su uso.

De acuerdo