26/07 - 31/07/2016

Noticias

Atrás

La JMJ me ayudó a superar el cáncer

2015-12-21

Momento em que Fernanda encontra o Papa Francisco na JMJ Rio 2013
Conoce a Fernanda, una joven brasileña que, con mucha fuerza de voluntad, estuvo en Río de Janeiro, se encontró con el Papa Francisco, y con eso, fortaleció su alma para los sufrimientos que vendrían con la enfermedad.

En un día cualquiera, en el Comité Organizador Local, el Departamento de Comunicación presentaba una imagen especial para las redes sociales, para celebrar el Día Internacional de las Personas con Deficiencia, el día 3 de diciembre. Lo que no sabíamos es que encontraríamos a la joven que ilustraba la fotografía utilizada, sacada de los archivos de la JMJ Río2013, y cuan impresionante es su historia.

Meses antes de la JMJ 2013, Fernanda Sousa Ramalho de Abreu, se preparaba con sus amigos para el viaje de 1320 kilómetros, desde Goiania hasta Río de Janeiro. En uno de sus ensayos de ballet, la joven de 18 años dio un paso mal calculado y terminó rompiéndose el pie derecho. El tratamiento que debería durar aproximadamente 25 días, ya llevaba meses, y el médico le prohibió que viajase, a menos que usase una silla de ruedas, para que las intensas actividades del viaje no le afectasen en su recuperación.

“Casi todos estuvieron en contra, porque yo tendría que contar con la accesibilidad en Río de Janeiro, y en un evento de millones de personas. Me dijeron que estaba loca, que era una irresponsable, me dijeron de todo por querer ir a la JMJ. Pero yo no quería saber cómo iba a ser allá, ya que sentía que Jesús providenciaría todo", destaca Fernanda.

Con la ayuda de los amigos de su caravana, especialmente de su amiga Suelen, las dificultades no fueron un problema, y aquéllos se convirtieron en los mejores días de su vida, en especial en un determinado momento: cuando Fernanda encontró al Papa Francisco y lo abrazó. El último día del evento, cuando el Santo Padre iba por la avenida de Copacabana, para celebrar la Santa Misa de clausura, la joven se encontraba en el camino de Francisco, con el corazón lleno de esperanzas, por el encuentro que podría tal vez ni llegar suceder.

“Por la pantalla gigante vimos que el Papa iba llegando, y ahí mi corazón aceleró. Mientras él llegaba, noté que los guardias de seguridad corrían hacia mí y me asusté (risas), ¡ellos tomaron mi silla de ruedas y me elevaron hasta la altura del Papa! ¡Fue algo maravilloso! Él es muy lindo. Tiene una carita muy fofa de abuelito, y yo no sabía qué decir. ¡Me paralicé!", describe.

Después de bendecir a la joven, Francisco afectuosamente la besó en el rostro y le regaló un rosario. El atento pontífice todavía bendijo y besó a la amiga, Suelen, que con caridad y misericordia ayudó a Fernanda con la silla de ruedas durante todos los días que estuvieron en Río. Un momento que ella no deberá olvidar.


Meet Fernanda, a young girl from Brazil, who with a lot of willpower met Pope Francis in

Rio. This encounter strengthened her soul against the sufferings that came with Cancer.
Fernanda e Suelen na imagem para promover a acessibilidade na JMJ
Fuerzas renovadas para lo que vendría

La experiencia con la providencia y el amor de Dios que Fernanda vivió en la JMJ, la ayudaría a enfrentar uno de los momentos más difíciles de su vida. Entre diciembre de 2014 y febrero de 2015, la jovencita de 19 años descubrió que tenía un cáncer llamado adenocarcinoma de ovario, el tumor ginecológico más difícil de ser diagnosticado, y el que menor chance de cura tiene, ya que aproximadamente 3/4 de los cánceres de ese órgano se presentan en etapa avanzada, en el momento del diagnóstico. Las sesiones de quimioterapia para el tratamiento de la enfermedad comenzaron el 19 de marzo, en el Día de San José, recuerda Fernanda.

"Al principio fue muy difícil. No le conté a nadie en los tres primeros meses y solamente después decidí contarle a mis amigos, y fue algo maravilloso. Recibí mucha ayuda y cariño; pero aún así, no fue muy fácil. El tratamiento es muy fuerte. Admito que hubo momentos que llegué a pensar que no lo iba a conseguir, llegué hasta a "pelear" con Jesús porque mi sueño es ser mamá, y existía una gran probabilidad de que yo quedase estéril. Todo esto se fue acomodando con el tiempo, y gracias a Dios y a la intercesión de Nuestra Señora ¡voy a poder tener hijos!", nos cuenta emocionada.

Para ella, la experiencia vivida en el JMJ fue de fundamental importancia para seguir con el tratamiento: "¡La JMJ me ayudó mucho! Siempre digo que fue Dios que me estaba preparando para recibir esta noticia. Si no hubiese sido por esta experiencia en la JMJ, creo que no hubiese tenido ni la mitad de la fuerza que tuve".  

La experiencia de vivir la JMJ en silla de ruedas también marcó a la joven que, con una deficiencia temporal, pudo conocer historias de superación y fe que la inspiraron en la lucha contra el cáncer.

"De mi silla de ruedas pude ver la lucha de las personas, el amor que cada uno tiene por el otro, ver cuanto Dios nos ama, y cuanto Él nos cuida. Allí pude ver de cerca, al conversar con otras personas en sillas de ruedas, la fuerza y la fe que ellos tienen, ¡y eso me ayudó demasiado!" acrecienta Fernanda.

Infelizmente Fernanda no podrá venir a la JMJ Cracovia 2016. Pero el evento en Polonia está siempre en sus oraciones, hechas con el Santo Rosario, que el Papa Francisco le dio en la JMJ 2013.

Un "rodicio" fue hecho para que el rosario fuese utilizado también en las oraciones de los amigos, y de esa manera rezar por la JMJ, las intenciones del Santo Padre y por la vida de Francisco.

Quien contó la historia de la joven fue la mamá, Celma María Souza, quien envió un mensaje privado en la página oficial en portugués de la JMJ en Facebook, sin que lo supiese Fernanda. A ella, sólo le podemos agradecer por compartir esta linda historia con el mundo.

Texto: Fabíola Goulart

Traducción: M. Cristina Terceros


Esta página contiene cookies. Al continuar navegando, aceptas su uso.

De acuerdo